Queer-Capital 2017

Texto. Andrés Yepes / Fotografías: Julián Carvajal 

_MG_3352-Edit-2.jpg

La palabra queer no debe ser usada a la ligera. Su aparición en el inglés del Siglo XVIII marcó una herramienta para darle nombre a quienes se salían de lo que era considerado correcto socialmente. Era una ofensa, un término peyorativo hasta que en la década de los 70 comenzaron a aparecer quienes buscaban cuestionar el porqué de las características que se le asignaban a las personas acorde a su sexo. Empezó a hacerse evidente entre los feministas de la época el inconformismo que generaba el sistema binario femenino-masculino.

Esto tiene una relación directa con lo que sucedió a mediados de los años 80 con la crisis del SIDA, cuando microgrupos se resistían a la normatividad que seguía imponiéndose y exigían que también se les fueran tomados en cuenta los derechos a quienes no pertenecían a las categorías establecidas. Estas personas decidieron apropiarse de la palabra que antes había sido un insulto, para transformarla en un término que hace referencia a todo aquel ser humano (o acción), que no haga parte del sistema binario masculino-femenino construido mediante las reglas que lleva consigo la “heteronormatividad”.

_MG_2565-Edit-2.jpg

Para quienes hemos seguido lo que ha estado sucediendo desde hace un par de años en las semanas de la moda internacionales, es claro que genderless no es una expresión nueva en el mundo de la moda, y mucho menos desconocemos, que en varios de los diseños que se presentan en pasarela, el género se difumina cada vez más. 

Colombia ha mantenido frente al tema una postura dividida, donde se confrontan quienes quieren mantener los lineamientos clásicos que dictan cómo debe verse, actuar y pensar un hombre o una mujer; y quienes desean borrar esa barrera y simplemente tener acceso a ser como quieran ser, independientemente de su sexo. 

Este conjunto de seres en búsqueda de libertad en su identidad, ha estado presente desde décadas atrás y ha tenido diversos exponentes a lo largo de la historia. Pero pocas veces se había visto en una semana de la moda en Colombia lo más importante de este artículo: BCapital fue escenario para creaciones que exploran nuevas estéticas alejadas de las categorías tradicionales siendo así parte de está búsqueda del respeto a la diversidad. Pero, ¿Hasta dónde esta, la semana de la moda más singular del país, fue testigo del movimiento queer este año?

_MG_2704-Edit-2.jpg

En medio de la resistencia a una estética heteronormativa es que hemos visto la proliferación del genderless, y en especial durante esta versión de BCapital fuimos testigo de varias colecciones que integraron este tipo de elementos en su propuesta. Aunque esto nos alegra tenemos que admitir que dentro de estas se pueden delinear dos tipos de intenciones:

1- Recopilar y comunicar lo que está sucediendo frente al tema a nivel cultural.

2- Aprovechar que se ha convertido en tendencia el asunto y utilizarlo como una estrategia de mercadotecnia.

Seguro hubo algunos diseñadores que se limitaron únicamente al segundo objetivo y tomaron el aspecto queer como algo superficial que podía ayudarles comercialmente a generar un impacto con su colección; pensaron que un detalle en el maquillaje de los modelos, o mezclar faldas y pantalones aleatoriamente, sería suficiente para transmitir una historia queer con un contenido cultural importante detrás, sin haber hecho una previa investigación o haberse informado lo suficiente acerca de este universo que lleva consigo muchos conceptos, ideales y estéticas. 

Sin embargo, marcas como Polite, A New Cross, Papi Boys, y Le Zapatiere, entre otras, rindieron culto a la teoría queer y transgredieron las normas de género a nivel estético y conceptual con sus colecciones. 

_MG_2663-Edit-2.jpg

El caso más impactante, fue sin duda el de Polite, que bajo el lema “I am not a man, I am not a woman, I am an individual”, presentó un fashion film y un show que construía un mundo fantástico cuyo valor más importante era la inclusión, el de ser quien eres y hacer lo que deseas sin importar las reglas sociales que hayan sido impuestas. La marca no se quedó únicamente en la intención de explotar el mercado a través de una tendencia; sino que presentó una colección que transmite una historia, y que sin duda, expone impecablemente lo que está sucediendo en la cultura joven de hoy, que cada vez es más diversa y busca romper con categorías.

'I am an individual' - Fashion Film presentado por Polite al inicio de su Fashion Show en Capital 2017 por Noir Tribe.


Es cierto que aún falta tomar la idea del género desde un aspecto más sensible y responsable, Pero también es digno de celebrarse, que Colombia haya empezado a explorar nuevas estéticas y caminos que antes no se tenían en cuenta y aun más importante, que la moda nacional está convirtiéndose en un fenómeno multicultural, inclusivo, y sobretodo… sin limites. ¡Bravo, BCapital!

#GETBURNED

 

BURN Magazine