THE REAL GAY PARADE

Text and Pictures By. Andres Yepes

3.jpg

Son muchas las posiciones que surgen por estas fechas frente al “Día del orgullo gay” y a todas las festividades que se llevan a cabo durante el mes enmarcadas bajo este nombre. Que haya polémica, y que la gente especule, opine, juzgue y hable acerca del tema, es la prueba del gran impacto que este genera socialmente. Pero si bien esto es importante, es necesario que se empiecen a entender un poco más las intenciones y lo que hay detrás de lo que sucede durante este mes en relación con la población LGBTI. 

El “Gay Parade”, como se les llama a las marchas que suceden en muchos lugares del mundo por estas fechas, en las que la comunidad LGBTI y quienes la apoyan, salen a desfilar y a celebrar en las calles principales de sus respectivas ciudades el día del orgullo gay, no es simplemente un excusa para hacer una fiesta. Tiene un origen y un un trasfondo.

1 .jpg
7.jpg

Hasta inicios de la década de los 60 en Estados Unidos, era considerado un crimen el sexo homosexual, aún cuando este acto se llevara a cabo privadamente. Si se descubría que alguien había mantenido relaciones sexuales con alguien de su mismo sexo sin importar el lugar o el momento, podía ser llevado a la cárcel y pasar allí años. En algunos Estados del país podían llegar a ser internados de por vida en clínicas psiquiátricas o ser castrados. 

Stone Wall Inn aún existe en el lado Oeste de Manhattan en NYC.

Stone Wall Inn aún existe en el lado Oeste de Manhattan en NYC.

La represión por parte del gobierno hacia la comunidad, hizo que surgieran lugares clandestinos donde se podía ser libre al menos por unas horas. Uno de estos lugares, llamado Stonewall Inn, en Nueva York, se convirtió en el refugio de la comunidad homosexual de la ciudad, el lugar más popular para ir de fiesta sin miedo a ser juzgados o señalados. Sin embargo, el 28 de Junio de 1969, una violenta redada de la policía en el lugar dejó una gran cantidad de heridos, y con ellos una gran frustración y un profundo sabor amargo a causa de la injusticia que se había llevado a cabo con el ataque a la comunidad únicamente por ser homosexual. 

2.jpg
5.jpg

Como respuesta a lo sucedido, surgieron varias manifestaciones en las que se reclamaba el derecho a la libertad y el desarrollo del individuo; el fin a la guerra y el apoyo a la diversidad. Y es este el inicio de lo que conocemos hoy como “Gay Parade”. 

Muchas personas juzgan la manifestación, y la catalogan como un movimiento obsceno y vulgar. Es cierto que las calles se llenan de colores, de cuerpos sin géneros establecidos, de desnudez sin censura, de colores y música; pero no podría ser de otra manera una declaración de libertad, una búsqueda de igualdad y amor sin limitaciones de ningún tipo. Se exige respeto a la individualidad y la abolición de tabúes y prejuicios que separan unos de otros. No se trata de etiquetar la comunidad de ninguna manera, sino de aprender a respetar la forma en la que cada quien concibe su cuerpo y su sexualidad, aceptar que todos somos diferentes. Y no se puede pedir amor con guerra, es por eso que la manifestación, no está basada en gritos y rabia, sino en amor, colores, escarcha, sonrisas y bailes. 

8.jpg
4.jpg

No hay orgullo del día heterosexual porque la heteronormatividad los protege y no han tenido que luchar porque sus derechos sean valorados. Y es verdad que todo ser humano debería estar orgulloso de quien es no únicamente en ciertas fechas, sino siempre. Pero que exista una época en la que se conmemora el Orgullo Gay, ha hecho que se alcancen muchas metas que no se habrían podido lograr si la población LGBTI hubiera permanecido encerrada en bares clandestinos y nunca se hubiera alzado la voz para exigir un lugar en la sociedad. 

Gracias a marchas, a desfiles, a campañas realizadas por la misma comunidad es que hoy existe el matrimonio igualitario en 26 países alrededor del mundo, acceso a la seguridad social para personas casadas, existencia de un marco jurídico para combatir la discriminación y respeto a los derechos humanos, así como la libre elección del género en ciertos países, entre otras metas alcanzadas.
 

11.jpg
6.jpg
9.jpg

El Día del Orgullo Gay no es una excusa para una fiesta sin sentido, no es una manera de llamar la atención ni una oportunidad que tiene la población gay para perturbar de ninguna manera a nadie. Es una forma de decir que la diversidad existe, de reiterar que el amor debe ser libre y que no debe estar condicionado a los ideales de nadie más. Es un recordatorio de que el individuo no debe estar destinado a la represión, a buscar un lugar en el que pueda existir bajo reglas sociales que no le permiten expresarse plenamente.

Celebremos el amor, la diversidad, la igualdad y la libertad.

#HAPPYBURNPRIDE ! 

 

BURN Magazine