BETTER KEPT AS A FANTASY

Photography. Miguel Peña / Concept & Styling. Andrés Yepes / Production. Jessica Zuluaga / Make up & hair. Eugenia Fortuna / Model. Vincent Tiberius / Fashion assistance. Iván Osorio

Jacket. KITTEN at PAPI

Jacket. KITTEN at PAPI

Antes veía películas románticas porque me hacían querer vivir un amor, ese que sabía que estaba en algún lugar, así: idílico y perfecto. Luego comencé a verlas porque me daban la esperanza de que ese amor existiera; y ahora las veo para crear mi propia versión: auténtica y real.

Shorts. Papi Boys / Shirt and shoes. Zara / Corset. VIF Collection

Shorts. Papi Boys / Shirt and shoes. Zara / Corset. VIF Collection

Hay una parte oscura en las historias que desde siempre nos cuentan, esas que suelen ser tan dulces que no nos es imposible creer que nos pueden distorsionar o nublar negativamente nuestros ideales. Nos enseñan que probablemente lo único que puede suceder en una primera cita es un pequeño beso; que hay que balancear la cantidad de veces que llamamos a alguien más con las veces que nos llama de vuelta. Que si dormimos juntos hay que buscar la manera de vernos perfectos en la mañana y preferiblemente tener un desayuno que incluya pancakes, jugo de naranja y una flor en la bandeja para ganar puntos. 

 

Llegamos a transformar la idea de silencio en algo incómodo, las risas descontroladas en actos de torpeza; las discusiones ocasionales en motivos para dejar de intentarlo. 

Y es así como seguimos buscando ese ‘romance ideal’ sin tener en cuenta que muy seguramente no ha existido el primero que viva uno así, calcado, tal cual como nos lo muestran como referencia en los cientos de películas y canciones que han criado un monstruo que nos hace buscar desesperadamente eso que no existe.

3.jpg
Jacket. VIF Collection / Trousers. Zara.

Jacket. VIF Collection / Trousers. Zara.

Dress. Papi Boys / Shirt. JUAN Studios / Boots. Zara

Dress. Papi Boys / Shirt. JUAN Studios / Boots. Zara

Lo peor del asunto es que no solo buscamos todos los días ese ‘romance ideal’, sino que además, forzamos todo lo que se pone en nuestro camino para transformarlo en eso que creemos que necesitamos encontrar para realizarnos. Y entonces comenzamos a pensar que no importa qué tan complicada sea la situación en la que conocemos a alguien, o qué tan poco viable sea la posibilidad de que algo funcione. 

No tenemos en cuenta si en vez de sentimientos agradables, esa persona que aparece, nos genera angustia, ansiedad y dudas. Nos empecinamos en que cualquier signo de atracción termine por convertirse en nuestro amor perfecto y terminamos destruyéndonos a nosotros mismos al encontrar que al final no logramos construir eso que deseábamos. Terminamos por sentirnos disfuncionales y frustrados; caemos en el ciclo de quebrarnos para luego - así en pedacitos- seguir buscando ese ideal que pensamos será lo único que nos podrá reconstruir de vuelta.

Shirt. POPPER / Corset. VIF Collection

Shirt. POPPER / Corset. VIF Collection

9.jpg
6.jpg

Son esos deslices que deberíamos mantener como fantasías y nada más, esos que es mejor mantener de lejos o dejarlos ir para dar paso a una historia que sí nos complemente y nos nos destruya sino que nos haga crecer. No se trata de conformarnos con aquello que llega y que no nos satisface, sino de estar dispuestos a vivir ese que sí nos complementa, se parezca o no al ideal forzado que nos han introducido.

 

Algo así sucede con el sexo también. ¿Cuántas historias pueden construirse entre dos mentes que contienen cada una deseos, gustos y experiencias distintas? Pero la gama de posibilidades parece desaparecer cuando inconscientemente nos sesgamos a lo que nos cuenta la pornografía y las historias que escuchamos por ahí, casi todas esas llevadas a una fantasía que no propone, sino que cae en un cliché convencional que se convierte en nuestro modelo a seguir.

7.jpg

¿Dónde queda la fase más interesante del sexo: la exploración? ¿Dónde quedan los instintos, las fijaciones y los fetiches?  Muchas veces todos estos son catalogados como perversiones que deben eliminarse. Nos limitamos a que lo que hemos almacenado en nuestras cabezas es lo que debemos buscar cuando estamos a solas con alguien, pero no pensamos que todo es posible, que hay una infinidad de cosas que pueden hacernos volar y muchas de estas, ni siquiera las conocemos aún porque no nos hemos dado el permiso de probarlas.

 

Por último, hay un ámbito que por lo general permanece abandonado, un limbo que es importante para poder encontrarnos y luego sí vivirnos a nosotros mismos: el autoconocimiento. Solo escuchando nuestros deseos más ocultos entenderemos que hay asuntos que deberíamos mantener como fantasías, experiencias que deberíamos dejar ir y otras que deberíamos mantener para explorarnos, conocernos y disfrutarnos sin tener que pertenecer a una de las casillas que se nos han impuesto y en las que muchas veces pretendemos encerrarnos.

Shirt. Papi Boys / Trousers. Zara / Globes & Choker. VIF Collection

Shirt. Papi Boys / Trousers. Zara / Globes & Choker. VIF Collection

Olvida mi nombre y mi edad
cuerpo rebelde.
Me puedes besar hasta sangrar.
Todo lo que no sea tu deseo
es mi mal pago.
Te dejo arrinconarme
bajo este baño de luna, 
r
etorcerme con tu manoseo.
Puedes comerme con los ojos
bien abiertos, tragarme.
Soy tu hombre. 
Soy tu puta.
 

Rodrigo Marel - Mar Adentro.

 

 

#GETBURNED

BURN Magazine