THIS BITTER EARTH

Photography. Luis Egurrola / Make-up & hair. Nadia Kosh / Model. Tomás Grajales

_DSC8120.jpg

A veces ser fuertes no es la parte difícil, sino pretender que lo somos.

Cuando somos pequeños, cosas simples como haber roto el vaso favorito de mamá, o que la tarea se haya mojado por accidente justo el día de su entrega, parecieran ser una catástrofe. Luego, esas pequeñas cosas pasan a ser insignificantes con el tiempo y nuestros miedos son reemplazados por otros… ¿Más grandes?, quizás no más grandes, pero sí parecieran estar hechos para aterrorizarnos en nuestro presente, aunque estos a su vez, se conviertan en simples recuerdos futuros.

Ser humanos es estar compuestos por una especie de hebras que se van rompiendo a medida que pasa el tiempo. Sentir que se rompen lleva consigo una sensación de destrucción; pero por suerte, mientras unas se rompen, otras se unen a su antojo haciéndonos más fuertes, mucho más que antes.
 

Muchas veces, la sensación de sentirnos rotos por dentro, permanece un poco más de lo normal. Y es tal vez porque la hebra que se ha roto no ha encontrado la otra pieza compatible. Cuando por fin se unen, es cuando entendemos que hay que morir varias veces para recordar que no es necesario pretender que somos fuertes, sino que realmente lo somos.

_DSC8197.jpg
_DSC7873.jpg
_DSC8080.jpg
_DSC8017b&n.jpg
_DSC8222.jpg

En el eco de mis muertes
aún hay miedo.
¿Sabes tu del miedo?
Sé del miedo cuando digo mi nombre.
Es el miedo,
el miedo con sombrero negro
escondiendo ratas en mi sangre,
o el miedo con labios muertos
bebiendo mis deseos.
Sí. En el eco de mis muertes
aún hay miedo.


-       Alejandra Pizarnik

 

A continuación la canción que inspiró a los autores del shooting:
Dinah Washington - This Bitter Earth

#GETBURNED

BURN Magazine